$1.290,00

El jardín es escuela porque allí aprendemos a estar con otros, a salir de nosotros mismos. Los chicos van al jardín para ser verdaderamente escuchados y para habitar otras vidas a través de los relatos que allí se construyen. Van a preguntar y a preguntarse, a mirar y a mirarse, a través de la lente amorosa del juego. Van para abrirse a una conversación que los humaniza como infancias y que devuelve infancia a la humanidad toda. Van a hablar con sus propias palabras, porque en la sala (que es un aula) del jardín (que es una escuela) la palabra está abierta para hacerla propia.
En este libro se recorren los sentidos escolares específicos del nivel inicial, para reafirmar todo aquello que este hace por ser una forma -especial, potente y singular- de escuela: dar tiempo, abrir la experiencia, insuflar vida a determinados objetos, contagiar cierto amor al mundo, invitar a "hacer juntos" reuniendo a los semejantes en el territorio de lo común, dar balbucear las distintas lenguas que nos habitan. 

  •  
  • AUTOR: 
  • EDITORIAL: Novedades Educativas
  •  
  • Capítulo 1. Siete vidas de la teoría pedagógica
    ¡Pura teoría!
    La teoría como reglamento: una guía para la acción
    La teoría como escritura sagrada: un canon elevado
    La teoría como herramienta: una batería de recursos
    La teoría como fundamentación o código de ética: un respaldo
    La teoría como vocabulario: un glosario para mirar
    La teoría como pensamiento: revisión constante del sentido
    La teoría como conversación que tiende a lo narrativo

    Capítulo 2. El tiempo escolar del jardín
    En el jardín se brinda tiempo
    Las temporalidades del jardín
    El tiempo formal del cronograma: la grilla semanal
    El tiempo habitado de la vivencia: aburrirse y divertirse
    El tiempo de los momentos que enseñan
    El tiempo vital de la infancia
    El tiempo impuesto por la época

    Escuchar la niñez (en la escritura de Carlos Skliar)

    Capítulo 3. La experiencia escolar del jardín
    Figuras del transitar
    La experiencia como paseo
    La experiencia como travesía
    La experiencia como excursión
    La experiencia como contemplación

    Capítulo 4. La materialidad escolar del jardín
    El juego como tacto atencional
    Los objetos son relatos y manuales de instrucciones
    Objetos que enseñan

    Capítulo 5. Balbucear el mundo común
    En el jardín se reúne a los semejantes en el territorio de lo común
    En el jardín se da a balbucear

    Capítulo 6. El jardín como espacio de cuidado
    La tibia frontera de la piel
    Ni lo que falta, ni lo que sobra
    Cuidamos porque enseñamos
    La didactización del cuidado y la valoración pedagógica del cuidar
    Cuidar ese mundito en particular que es la sala
    Cuidar es asumirnos presentes
    Cuidar es sacarse las ceremonias, desimpostarse
    Cuidar es situarse y arrancar las etiquetas
    Cuidar es compartir las experiencias del afecto


    Capítulo 7. El docente, arquitecto y anfitrión
    Ser arquitecto, ser anfitrión
    El diseño y el encuentro
    Las cartografías y el territorio
    La mirada larga y la mirada singular
    Las herramientas adecuadas y la atención a los efectos

    Capítulo 8. Jugar con niños
    Comer, usar, mirar, jugar
    Formas insurgentes de la curiosidad
    No se juega para aprender
    Jugar y estudiar

    Capítulo 9. Reír con niños
    El choque de mundos es una catástrofe... o un chiste
    El reír como descarga, como superioridad o como incongruencia
    Abanico de risas situadas
    La sonrisa del bebé: del placer al reconocimiento
    La risa en el cuerpo (propio)
    La risa en el cuerpo (del otro)
    La risa causa-efecto (o la audacia del pescador)
    La risa del perseguido
    La risa incongruente
    La risa/sonrisa de autoría
    Acariciar la gramática del chiste

    Todos reímos como niños

    Capítulo 10. Pensar y conversar con niños (con Florencia Sierra y Ángela Menchón)
    ¿Conversar con niños?
    En busca del auténtico pensar y conversar
    Pensar y conversar (en la escritura de Florencia Sierra)
    Pensar y conversar (en la escritura de Ángela Menchón)
    Ventanas a la conversación
    La pregunta
    (¿Qué conversación entre adultos y niños es aquella que se apoya en una pregunta?)
    El berrinche
    (¿Qué conversación entre adultos y niños es aquella que se apoya en los intentos por salir de un conflicto, de una encrucijada relacional, de un malestar?)
    La mesa compartida
    (¿Qué conversación entre adultos y niños es aquella que se apoya en un discurrir juntos por un momento ritualizado y recurrente?)
    La contemplación del cosmos
    (¿Qué conversación entre adultos y niños es aquella que se apoya en una fascinación compartida ante lo inescrutable?)
    Los relatos
    (¿Qué conversación entre adultos y niños es aquella que se apoya en el recorrido compartido por un relato?)
    Los personajes del juego
    (¿Qué conversación entre adultos y niños es aquella que se apoya en los personajes que los representan?)


    Capítulo 11. Mirar a los niños
    Mirar amorosamente
    Los informes: de una taxonomía del sujeto a un relato de la experiencia
    Mirar a través de ecuaciones psicológicas
    Mandatos de felicidad
    Mirar a través de las ecuaciones de la diversidad
    Mirar sin ecuaciones
    Mirar desde el cine
    Mirar situacionalmente
    Mirar con preguntas
    Mirar con escrituras


    Capítulo 12. En defensa de los afectos
    Regletas y emociones
    Las críticas a la educación emocional
    Los y las docentes ante la educación emocional
    Emociones y afectos
    Vigotsky, Spencer y las emociones
    “Que vuelvan las mariposas”

    Capítulo 13. Volver al aprendizaje
    Un día de primavera en un árbol de mil años
    El aprendizaje como algo psicologizado, utilitario y evaluable
    Los escenarios del aprender
    Aprender por placer: buscarse en el mundo
    Aprender por necesidad: orientarse en el mundo
    Aprender por inmersión: estar en el mundo
    Aprender por escolaridad: balbucear el mundo


    Capítulo 14. ¡A desevaluar!
    Una cruzada poética
    ¿Cómo mirar?
    Mirar conversando con otro
    Mirar los gestos
    Mirar con la cámara
    Mirar huellas materiales
    Mirar la escena del juego

    Mirar desde el teatro (en la escritura de Emiliano Samar)

    Capítulo 15. No somos señoritas
    Seño Vero
    ¿Qué es una maestra jardinera?
    He ahí el mundo (en la escritura de Jorge Larrosa)
    Los gestos del oficio
    Traer algo, proponer algo, hacer juntos
    Cierta forma de mirar (e invitar a mirar) el mundo
    Cierta forma de leer el currículum
  • PÁGINAS: 256
  • FORMATO: 20 x 28 cm